miércoles, 22 de febrero de 2017

NUEVO LIBRO "Las pardinas del río Asabón. Crónicas de un mundo olvidado"

"Hubo un tiempo en que los monjes de San Juan de la Peña dominaban la mayoría de pueblos al sur de su monasterio, incluyendo gran parte de la cuenca del río Asabón.
 
Con el paso de los siglos, muchos de aquellos lugares se transformaron en pardinas, cuyas tierras continuaron siendo trabajadas por gentes que vivían en la soledad de la montaña, a cambio de extraer el fruto de sus pastos y labradíos.

Aquellos pardineros, procedentes mayoritariamente de Bailo, Paternoy, Longás, Salinas de Jaca, Villalangua, Santa María de la Peña, Ena o Centenero, siguieron conservando su forma de vida ancestral; hasta que la nueva sociedad industrial arrasó aquel mundo, borrándolo del paisaje y de nuestras mentes con tal ferocidad que parece que nunca hubiera existido.  

Pero sí existió.  Ésta es su historia"


Os presento mi pequeño tesoro, ganador de un Premio Félix de Azara 2016.  Podréis encontrarlo en:

Huesca:
- Masdelibros (c/ Zaragoza)
- Librería Iris (Pasaje Pico de Guara)
- Edelweiss (Pso. Ramón y Cajal).
- Santos Ochoa (C/ Zaragoza).
- Anónima (C/ Cabestany).
- Estilo (c/ Parque)

Zaragoza:
- La Pantera Rossa (c/San Vicente de Paúl, 28)

Jaca:
- Librería El Siglo (c/ Mayor)
- Librería General (c / Carmen)
- Librería Dante (C/ Correos)

Sabiñánigo:
- Librería Gil (C / Serrablo)

Ayerbe:
- Casa Ubieto
- kiosko de la plaza baja.

Barbastro:
- Librería Castillón (C/ Romero)

Pamplona:
- Katakrak Liburuak (C / Mayor)

Espero que disfrutéis del resultado.





26 comentarios:

  1. Felicidades y muchas gracias por tu libro, Óscar. Gracias por tu interés. Por recoger lo disperso, lo diluido o lo presto a desaparecer. Ojalá se hiciera (se hubiera hecho) más veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Enrique, por tus comentarios. Ya ves que incluso te cito en el libro, porque la idea es en el fondo la misma que persigues tú. Tratar de guardar algo para lo que ya estamos llegando (yo al menos) un poco tarde. Pero bueno... seguiremos en el camino. Saludos y gracias de nuevo!

      Eliminar
  2. Elena Otal Ara
    Muchas gracias Oscar por tu trabajo, por tu libro, por contribuir a que nuestra historia no pase al olvido.
    Vida aislada, durísima la de los pardineros. Añoranza al recordar tiempos pasados, tristeza al contemplar edificios degradados con el paso inexorable del tiempo, campos baldíos, caminos solitarios..... silencios.
    A todos los que se les pasó la vida en la pardina, a todos los que tuvieron que marchar en busca de un mejor futuro, de un progreso a que allí no llegaba, a todos que han hecho posible las páginas de "Las pardinas del río Asabón. Crónicas de un mundo olvidado", mi recuerdo y mi respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias también para ti, Elena, que al fin y al cabo eres protagonista del relato..
      Poco más puedo añadir a lo que ya explico en el libro. Al menos se ha hecho posible que todo aquello no haya caído en el olvido. Un abrazo

      Eliminar
  3. Me lo pido ya¡¡...se lo encargaré al mozét, que lo tengo por Uesca y amán de la libreria Iris. ya tengo ganas de tenerlo.Un saludo y felicidades, Chuse Alberto Fuentes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya ves que al final ha llegado a buen puerto, Chuse Alberto! Ya hace tiempo que andaba rondando yo con papeles de Salafuentes... Pero ha merecido la pena revolver por tanto archivo y dar tantas y tantas vueltas! Espero que te guste el resultado, que también los peceros se verán reflejados en el libro.... ;-) Saludos!

      Eliminar
  4. Enhorabuena!! Tengo muchas ganas de leerlo :)

    ResponderEliminar
  5. La vida de esas pardinas, conozco bastante de lo duro que era vivir en ellas, pero lo reconozco, ahora que ha pasado . Mis mayores ilusiones, mis mayores amistades con vecinos etc, mis mejores recuerdos de nunca olvidar, los pasé mientras viví por esas tierras del recuerdo. No conocía la maldad, los malos pensamientos, los egoísmos,los malos tratos, ni esa dureza de vida que parece imposible. Nó lo era tanto como parece... El estar encerrado entre cuatro paredes en una empresa con luz artificial y un ruido de a un metro tener que gritar para que te oigan, eso no es lo suficiente pagado. Terminas pensando en cualquier pardina...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Anónimo... ¿quien eres? La verdad es que a veces vemos vidas duras en tiempos pasados, sin sopesar qué tenemos nosotros a cambio hoy en día. Más de uno vivirá peor que muchos de aquellos tiempos... Saludos!

      Eliminar
  6. Enhorabuena Oscar por partida doble, por el premio y por el libro que has escrito.
    Tiene una pinta muy buena.
    Tratas un medio de vida bastante desconocido y que hay que darle el reconocimiento que se merece.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Faustino,
      Es lo que tenía siempre en mente al hacer el libro. Esta zona se merecía un reconocimiento. Me alegro que te esté gustando, ya que también para gente como tú está escrito. Muchas gracias por tu comentario y un cordial saludo!

      Eliminar
    2. Hola Oscar.
      Tengo que hacerte una puntualización. No me estoy leyendo tu libro todavía porque apenas he sabido de su existencia al ver esta entrada. Quizá mi expresión al decir que tenía una pinta muy buena pudo llevar a equivoco de que ya estaba enfrascado en su lectura. Pero me refería a esa maravillosa portada y a la reseña que habla sobre su contenido.
      Ten por seguro que en cuanto me haga con un ejemplar, lo devoraré con avidez por tratar un tema apasionante.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
    3. Bueno bueno... lo importante es la idea! ;-) Saludos igual para ti y gracias por tus comentarios!

      Eliminar
  7. Enhorabuena por el premio muy merecido.
    Me he leído ya el libro y me ha encantado,es uno de esos libros que se te hacen cortos
    Gracias por contribuir a que no caiga en el olvido una época con un forma de vida, que aunque dura, fue muy particular.
    Carmen Benedé

    ResponderEliminar
  8. Hola Carmen!
    Muchas gracias por el cumplido! Un autor no puede pedir más, cuando le dicen que su libro se hace corto.. No obstante, ya aviso que no habrá trilogía, eh? ;-) Aunque parezca corto, escribir 200 páginas (con fundamento) sobre este tema, lleva mucho mucho trabajo... A
    sí que sí, estoy muy contento por el resultado y por la acogida que está teniendo, tanto por parte de la gente que vivió en pardinas, como por la de aquellos que solo querían conocer algo de aquel mundo..
    Gracias por tu comentario Carmen

    ResponderEliminar
  9. Lo leí todo, me encantó. Ahora lo estoy volviendo a leer y me continua gustando más. Cuentas un montón de anécdotas que si no fuera por tu información, jamas las hubiera conocido. Había oído campanadas de movimientos de pardineros, pero nunca tantos entre Centenero y Ena que parece estar lejos y sin embargo aparecen en un montón se pardinas y justo las más alejadas como por ejemplo Montañáno con Casa Montañáno de Centenero o más cercano Bergosal con Casa Bergosal de Ena. Yo creía que los Val eran los que más habían estado en Bergosal, pero se aproximan o superan los Allue de casa Bergosal de Ena
    Buen trabajo, enhorabuena y un abrazo Oscar
    Andrés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés,
      Ena en su día fue un término inmenso, con un montón de pardinas (incluso físicamente muy alejadas) en su término. No sé porqué se incluyeron ahí ¿por temas de pagar impuestos? (ya ves que había algún problema similar, por pardinas incluidas en Longás, que luego pasaron a Salinas...). No sé si por estar en Ena, sus habitantes sabían de la existencia de aquellas pardinas y se iban a vivir ahí... Sería otro tema a estudiar... Me alegro que lo estés disfrutando. Otro abrazo para ti!

      Eliminar
  10. Oscar maravilloso tu libro me ha emocionado recordar parte de mi vida que fue muy bonita gracias Oscar. Lidia callau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti Lidia! Me alegro mucho que te haya gustado! Ya hablaremos más tranquilamente un día de estos... un beso.

      Eliminar
  11. ERNESTO ROMEO MALO10 de marzo de 2017, 20:40

    Mi sincera felicitación por tu libro y premio no puede sino ir seguida de un profundo agradecimiento. Que la portada del libro sea la pardina de Nueveciercos (en pie) donde el 7 de septiembre de 1.925 nació mi madre Aura Malo Bretos es algo tremendamente reparador porque siempre la he tenido que contemplar derruida. En tu libro refieres (en relación con esta pardina) una hija o nieta de León Pérez de la que creo se te escapa el nombre. Por si es de tu interés es Tomasa Pérez (mi bisabuela), casada con Ramón Malo López, cuya historia te lleva a la pardina de Montañano Bajo, dato que desconocía. Un trabajo excelente el tuyo que todavía estoy disfrutando y desgranando. Por vía materna me remonta documentadamente hasta mis tatarabuelos. Gracias de corazón por tu libro. Ernesto ROMEO MALO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ernesto,
      Muchas gracias por tu comentario y tus felicitaciones. No conocía estos datos (que lógicamente y por si acaso me apunto). Ha sido un trabajo muy gratificante. Largo, la verdad, pero he disfrutado tanto al hacerlo como al acabarlo. Y más por testimonios como el tuyo, cuando te das cuenta que has ayudado a alguien a conocer un poco mejor el sitio donde nació su madre. Me alegro que te guste el libro. Un abrazo y gracias de nuevo por contármelo

      Eliminar
  12. Jesús Gabás Acín7 de abril de 2017, 13:57

    Enhorabuena Oscar por el premio y por la publicación del libro.
    Gracias por tu entusiasmo, interés y sobre todo por tu sensibilidad con ese territorio.
    Lo leeré con fruición, nostalgia por mis antepasados que por allí vivieron y ya no están entre nosotros, e inmensa satisfacción porque alguien como tú se haya acordado de lo que fueron esos lugares y sus gentes y que ahora parece que nunca existieron.
    Sin duda será un auténtico regalo a los sentidos y placer el leerlo.
    Un fuerte abrazo
    Jesús Gabás Acín

    ResponderEliminar
  13. Hola Jesús,
    Vaya, muchas gracias por tanto halago! Para mi, este libro han sido todo satisfacciones. El proceso de hacerlo y el resultado obtenido, las opiniones... Al final está resultando lo que yo quería, que este mundo y esta zona tuviera una mínima parte del reconocimiento que se merece. Espero que te guste! Otro abrazo fuerte para ti.

    ResponderEliminar
  14. Luis M. L. Bastarós25 de abril de 2017, 21:21

    Veo la pardina de Ferrera cada vez que subo al portillo del Fallar, desde Fuencalderas, en la vertiente sur de la Sierra de Santo Domingo. Y la iglesia, lo que queda de ella, de Salinas viejo desde el portillo de Salinas. En Barcelona no lo tienes publicado pero en cuanto pase por Ayerbe lo compro.
    ...estoy ansioso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis! Ya veo que conoces el territorio, así que... qué te voy a contar... en el libro encontrarás muchas historias de la gente que vivió ahí y de cómo aquel mundo nació y murió... Espero comentarios cuando lo tengas! Saludos también para ti!

      Eliminar